Fuegos Artificiales

Sacar una foto de este tipo constituye todo un reto para el fotógrafo principiante, además de ser una buena manera de entrenarse sobre los controles manuales y semimanuales de nuestra cámara réflex.

Para iniciarte en la fotografía de fuegos artificiales,  daré algunas claves, trucos y consejos para lograr este cometido.

Material necesario para una buena foto de fuegos artificiales

Trípode estable: la fotografía nocturna (incluida la de fuegos artificiales) requiere largos tiempos de exposición, lo que normalmente ocasionaría vibraciones y fotos movidas. Para evitar toda posibilidad de vibración un trípode se hace imprescindible. Si no vas a usar un trípode no hace falta que continúes leyendo, todo lo demás te será inutil.

Disparador remoto: Aunque se utilice un trípode la cámara puede sufrir microvibraciones debidas al momento del disparo. Aunque intentemos disparar sutilmente siempre se notará algo. Para evitarlo se recomienda usar un disparador remoto. Por otro lado, este pequeño accesorio nos ayudará a iniciar y a terminar el disparo prolongándolo todo el tiempo que queramos.

Trozo de cartón negro: o cualquier elemento que nos sirva para tapar el objetivo durante el tiempo entre un fuego artificial y otro. Podemos usar incluso la propia tapa del objetivo.

Una generosa tarjeta de memoria, o dos.

Batería bien cargadita.

Pasos para fotografiar fuegos artificiales

1- Una exitosa foto de fuegos artificiales empieza con una buena localización, que no es mi caso, ya que por necesidades agenas a mi me encontraba a unos 20 Km de distancias de los fuegos, teniendo que utilizar un 500 mm con duplicador de 1.5 x. La perspectiva desde la que vayamos a disparar será clave. Tendremos que hacernos ciertas preguntas con suficiente antelación: ¿desde dónde obtengo mejor perspectiva? ¿Si elijo disparar desde un punto determinado, qué elementos de fondo me ofrece ese punto (montañas, edificios, etc.)?
Llegar con antelación al punto del evento e intentar informarnos sobre el lugar desde donde se dispararán los fuegos artificiales podría ayudarnos a responder debidamente todas estas preguntas relacionadas con el encuadre y la composición.

2- El humo es un inconveniente presente en todos los espectáculos de fuegos artificiales. Ten esto en cuenta y a la hora de planear el punto desde el que vas a disparar procura colocarte a favor del viento, de modo que el viento sople en la misma dirección en que tú haces la foto y no en contra. De esta manera si hubiera humo éste se iría para más lejos y no obstruirá la foto. (ejemplo claro)

Fuegos Artificiales

Feria de Málaga

3- Llegado el momento plantaremos nuestro trípode y prepararemos los ajustes de nuestra cámara como te describo en el punto siguiente.

4- El primer paso en la preparación de nuestra cámara es la elección de una adecuada distancia focal. Todos los objetivos y todas las distancias focales pueden funcionar, si bien es cierto que debido a que el recorrido de los fuegos artificiales suele ser desconocido y bastante imprevisible, se recomienda usar una pequeña distancia focal. Algo entre los 16 y los 24mm podría funcionar perfectamente y nos ayudaría a encuadrar el fuego artificial y toda la escena es su totalidad.

5- Si tu cámara u objetivo llevan estabilizador de imagen desactívalo. Los estabilizadores de imagen nos roban ligeramente un poco de calidad de foto a cambio de estabilizarnos la imagen. Como utilizaremos un trípode y un disparador remoto, podemos prescindir del estabilizador.

6- Apaga el flash. Su función es inútil cuando fotografiamos cosas lejanas. Si ves que se abre por sí solo desactívalo. No sólo no te ayudará, sino que además hará que tus fotos salgan peores.

7- Normalmente incrementar el valor ISO ayuda a obtener más luz en situaciones de poca luminosidad. En nuestro caso no tenemos este problema ya que realizaremos fotos de larga exposición donde se acaba obteniendo toda la luz suficiente sin recurrir al ISO. Por lo tanto,consejo casi obligatorio: mantén tu ISO tan bajo como puedas, siempre alrededor de 100.

8- Selecciona el modo manual de tu cámara réflex. Sí sí, manual total. Ya nos hemos cansado del modo automático, y ya hemos experimentado bastante con los modos semimanuales. Recuerda que el modo manual se selecciona en el dial de la cámara, con el símbolo “M” en la mayoría de las cámaras. El modo manual tiene básicamente dos vertientes que son las que ajustaremos a continuación: la apertura del diafragma por un lado y la velocidad de disparo por otro lado.

9- Selecciona un ajuste de apertura de diafragma de entre f/8 y f/18.

10- Calcula aproximadamente cuánto dura cada fuego artificial desde su disparo hasta su extinción. Puedes seleccionar ese tiempo como velocidad de disparo y dejarlo así de manera predeterminada, de forma que cada vez que veas el lanzamiento de un fuego artificial dispares el obturador y esperes a que la cámara termine el disparo en el tiempo que hayas previsto.
Una manera mucho mejor de controlar la velocidad de disparo es mediante la función BULB. Esta función nos permite seleccionar de manera libre e independiente cuándo empieza el disparo y cuándo termina, todo mediante nuestro disparador remoto, de esta manera podremos iniciar el disparo y terminarlo nosotros mismos tan pronto se haya extinguido la luz no teniendo así que esperar los 5 ó 10 segundos que de la otra forma habríamos programado.
Para usar el modo BULB, mi preferido, primero pondremos el modo de disparo en “Disparador remoto”, y a continuación seleccionaremos una velocidad de disparo lenta, la más lenta posible. La mayoría de las cámaras al alcanzar una velocidad de 30 segundos automáticamente nos muestran el indicador “BULB” en pantalla, lo que indica que ya estamos preparados para pulsar el disparador cuando queramos que empiece la grabación o registro de la imagen y volver a pulsarlo cuando queramos terminar el registro.

Fuegos Artificiales

Inauguración de la Feria de Málaga

11- Si quieres registrar en una misma foto varios fuegos artificiales que se suceden en el tiempo no tienes más que accionar el disparador y dejar que la cámara registre una larga secuencia de fuegos artificiales durante un minutos o dos. Mientras realizas esto, utilizando la tapa del objetivo, tu mano o un trozo de cartón negro tienes que ir tapando el objetivo durante los tiempos muertos, tiempos en los que no haya ningún fuego artificial.

No hay comentarios.

Agregar comentario